Dentro del dolor orofacial se engloban todos los procesos que pueden cursar dolor en las estructuras orales y faciales. Una de las causas principales que causa el dolor orofacial es la disfunción craneomandibular.

Si presentas alguno de estos síntomas es probable que sufras disfunción craneomandibular uno de los motivos de consulta más habituales de los pacientes con esta patología:

  • Dolor
  • Limitación de movilidad en los movimientos mandibulares
  • Afectación muscular a nivel de la cara, cabeza, cuello, hombros y ruidos articulares en la apertura o cierre de la boca.
  • ¿Cómo trabaja el Dr. Arturo Pérez en la clínica el Dolor Orofacial?

    En primer lugar, se realiza una minuciosa valoración. Identifica los factores que influyen al paciente para eliminarlos o reducirlos. Luego llega la fase en la que se crean una férulas de relajación con lo que se puede controlar la disfunción temporomandibular.

  • Causas que originan alteraciones en la articulación temporomandibular

    • Tensión excesiva derivada de situaciones de estrés.
    • Alineación dental defectuosa
    • Movimiento desequilibrado de la articulación
    • Posición o desplazamiento anormal de la articulación mandibular o del disco.
    • Inflamación de la articulación
    • Lesiones traumáticas en la cara o mandíbula
    • Hábitos orales inadecuados
    • Procesos degenerativos propios de la edad.
  • ATM/Bruxismo/Férulas de descarga:

    Es una anomalía de los hábitos masticatorios caracterizado por rechinar los dientes y apretarlos de forma excesiva. Esta anomalía es destructiva para los dientes, generando grandes desgastes y dolores orofaciales.

    • Bruxismo diurno: Sobrecarga muscular de maseteros. Se caracteriza por apretamiento de los dientes, también por rechinamiento. En ambos casos se genera una gran tensión en la mandíbula que provocará dolor mandibular e incluso cefaleas.
    • Bruxismo nocturno: rechinamiento de dientes, aunque también existen episodios de apretamiento. Suelen ser más graves por no existir mecanismos de control durante el sueño. Factores de riesgo son ansiedad y estrés, y externos como desórdenes oclusales, mala posición dental o gran deficiencia oclusal.