primera dentición- clínica dental Gijón

 

El proceso de dentición suele empezar entre los 6 y 8 meses de edad, puede adelantarse o retrasarse, pero antes de que el bebé cumpla un año debería haber comenzado el proceso de dentición.

Primero, suelen salir los dos dientes frontales inferiores y, más o menos, un mes después los frontales, incisivos, superiores. Posteriormente le siguen los que están junto a continuación de los frontales por cada lado, a continuación las primeras muelas, seguidos de los colmillos o caninos y, por último, los molares laterales.

Recordemos que, en total, serán 20 dientes temporales o de leche y deberían haber erupcionado todos antes de cumplir los tres años.

Los primeros dientes pueden causar molestias al bebé mientras permanecen ocultos bajo las encías, o pueden romper la membrana gingival repentinamente sin molestia alguna para él.

Podemos detectar la salida de los dientes por cambios en el comportamiento del bebé. El pequeño puede mostrarse molesto, quejoso, irritable e incluso tener alguna décima de fiebre, si bien es verdad que esto no ocurre siempre.

Otro signo de que le están saliendo los dientes es una salivación excesiva y el babeo constante, así como morder fuertemente todo lo que tenga a su alcance.

Si le observamos la encía podremos ver que está inflamada, enrojecida e incluso apreciar un pequeño bulto blanco y duro.

Este proceso es doloroso para el bebé y es lógico que llore y se muestre irritado, pero afortunadamente disponemos de remedios para apaciguar el dolor: mordedores, aplicarles directamente masajes en sus encías, darles fruta fría para que la muerda o chupe…

Bien es cierto que de esta manera, no evitaremos que en algún momento sienta dolor, pero sí podremos aliviarle parte de él.

En caso de emergencias llamar al:        +34 985 13 13 43